Nuestro café

Nuestro café

El cafeto (planta del café) es originario de la provincia de Kaffa, en las tierras altas de Abisinia, actual Etiopía, en donde crece de forma silvestre. Las cualidades energéticas del café ya eran conocidas por la tribu Galla de Etiopía en el siglo XI, quienes lo mezclaban con grasa animal. Posteriormente, sería introducido en Arabia, de donde se expandiría al resto del mundo. Actualmente, la planta se cultiva principalmente en países tropicales y subtropicales. Brasil concentra poco más de un tercio de la producción mundial.

De las más de cien especies que pertenecen al género Coffea, se usan principalmente solo dos para la preparación de la bebida: Coffea arabica (café arábigo) y Coffea canephora (café robusto).​

El café arábigo es el más cultivado desde la Antigüedad. Representa el 75 % de la producción mundial de café. Produce un café fino y aromático, y necesita un clima fresco. El cultivo del cafeto (planta del café) arábica es más delicado, menos productivo y está reservado a tierras altas de montaña, entre 600 y 2000​ metros sobre el nivel del mar.

El café robusto ofrece una bebida rica en cafeína; fuerte y más ácido, usualmente usado para la fabricación de café soluble o instantáneo y mezclas. El cafeto robusta se adapta a terrenos llanos, con rendimientos más elevados. Es originario de la República Democrática del Congo. Es más resistente que el arábigo (de ahí su nombre «robusta»).​ Crece entre 0 y 600 metros sobre el nivel del mar.

La Taverna Les Taules escogió a Novell como su proveedor de café, ya que sus cafés son de máxima calidad. En la línea de Les Taules, escogimos la gama ecológica de Novell ya que forma parte de su gama alta de cafés, en particular …

ECQLOGIC NATURAL
Blend de cafés 100% arábigos de Etiopía, procedentes de cuatro fincas diferentes acreditadas por la certificación Fairtrade. Presenta una taza equilibrada con notas florales, cítricas, vinosas, especiadas y toques de cacao amargo.

 

 

 

ECQLOGIC DEKAFF
Blend 100% arábigo, resultando en una taza de máximo equilibrio. Su proceso de descafeinado es totalmente natural, obteniendo un espresso sin fisuras y sin retrogustos químicos como por ejemplo el cloruro de metileno. Notable balance entre notas dulces de cacao y ácidas de mandarina. Cerales, pan tostado y basmati estructuran este espresso impecable.