Campari

Campari

Sus orígenes se remontan a 1860 en Milán, concretamente en el Café Campari, donde Gaspare Campari ofrecía a su clientela un aperitivo de su invención con un característico sabor surgido de la combinación de hasta 60 ingredientes distintos cuya receta secreta permanece guardada a día de hoy.
Aunque la receta es un secreto que conocen muy pocas personas a día de hoy, esta bebida alcohólica se obtiene de la infusión de hierbas amargas, plantas aromáticas, frutas en alcohol y agua. Entre los ingredientes se incluyen hierbas, especias, ralladuras de frutas y cortezas, entre las que sobresalen la quinina, el ruibarbo o la naranja amarga, el pomelo y el jengibre.

Tiene una graduación alcohólica de 28,5º.